Cada día toma más importancia que decidas estudiar en la universidad y no lo postergues. Los motivos son muchos, pero en general todos se resumen a la idea de que si obtienes un título universitario, tendrás una mejor calidad de vida.

Si estás a punto de terminar la preparatoria y tienes la posibilidad de decidir si vas a entrar a la universidad en los próximos meses, mi consejo es que lo hagas. El mercado laboral en México, y el resto del mundo, está cada vez más competitivo.

La idea de comenzar una carrera también es importante si ya lo intentaste y decidiste abandonarlo, porque si estudias podrás tener un trabajo mucho mejor del que tienes ahora.

Es fundamental que entiendas que hay muchas opciones de carreras y también existen cosas que debes saber antes de elegir la profesión que vas a tener, pero lo cierto es que poseer un título universitario será un gran empujón hacia adelante en tu deseo de convertirte en una persona exitosa. Te lo aseguro.

Para ayudarte a que te decidas lo más pronto posible, en este artículo te explicaré 11 ventajas de estudiar en la universidad ahora y no postergarlo.

¡No dejes de leer!

1. Los mejores trabajos exigen títulos

No se trata de que las compañías quieran discriminar a las personas que no se gradúan de alguna carrera universitaria, pero la realidad es que cada día más empresas, o empleadores en general, se aseguran de contratar a profesionistas en lugar de individuos sin estudios superiores.

La verdad es que cuando las personas estudian en la universidad tienen más conocimiento, son más atentas, productivas, y son capaces de alcanzar los objetivos que se planteen con mayor regularidad.

No pienses que nunca te encontrarás con compañeros de trabajo que no son profesionales, pero, dependiendo del ámbito profesional donde decidas desarrollarte, será más probable que compartas cada vez con menos personas sin estudios superiores si tú decides tener un título.

Por ejemplo, si estudias la carrera de Derecho, cuando empieces a trabajar en un despacho podrás conocer a muchos asistentes, secretarias, jefes de mantenimiento que seguramente no estudiaron en la universidad, pero a ti te tocará compartir más con tus colegas abogados.

Existen muchos ejemplos de personas excelentes, destacadas y exitosas que no estudiaron en la universidad, pero del punto de vista estadístico esos perfiles son la excepción de la regla.

 

2. Si estudias en la universidad tendrás mejores sueldos

Con un título universitario en tus manos tendrás la posibilidad de trabajar en empleos que ofrecen mejores salarios y beneficios.

Ahora bien, ¿cómo se explica esta situación? El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) indica que, en cuanto a los sueldos de las personas en México, tener con una profesión aumenta las probabilidades de ganar más dinero.

Dicho esto, quienes no poseen un título universitario ganan en promedio unos 2,957 pesos mensuales, mientras que quienes alcanzaron el nivel de preparatoria cobran un salario promedio de 6,114 pesos.

El detalle es que los profesionistas, en promedio, tienen sueldos que van desde los 9,981 pesos mensuales.

¿Lo ves? Serás mejor remunerado en tu trabajo y eso significa que podrás realizar cosas que seguramente deseas hacer al corto, mediano y largo plazo después de que te gradúes. Algunas de esas cosas pueden ser:

  • Comprar un coche

Todos sabemos que en México la calidad del transporte público no es la mejor. Además, los servicios de movilidad que funcionan de manera aceptable están saturados a toda hora.

Por eso, si deseas escapar de la obligación de tener que moverte en transporte público, comprar un coche es una de las mejores opciones que tienes y para lograrlo, estudiar en la universidad es una gran opción.

Además del hecho de poder moverte cuando y como gustes, los vehículos son bienes costosos que funcionan como patrimonio.

Posiblemente el primer coche que puedas comprar será una de las cosas más valiosas que has tenido en tu vida, desde el punto de vista material. Cuando lo compres estarás dando un paso hacia la adultez, las responsabilidades que implican tener un bien.

Es importante que sepas que tener un carro propio es una gran responsabilidad. Hay leyes que debes cumplir y es obligatoria que actúes de manera adecuada cuando estés detrás del volante, porque de lo contrario puedes poner vidas en riesgo, incluyendo la tuya.

  • Tener una casa propia

La idea de ser independiente enamora a muchas personas jóvenes hoy en día. Esto no significa que vivir con tus padres sea una mala experiencia, de hecho es todo lo contrario. Seguramente cuando te salgas de casa de tus padres los vas a extrañar mucho.

Pero parte de crecer significa que vayas logrando tener tus propios bienes, que puedas adquirir tus propiedades y hagas con tu dinero lo que quieras.

Uno de los mayores logros que podrás obtener cuando seas un profesional es tener la posibilidad de comprar tu primera casa.

Es mucho más probable que alcances esta meta pronto si decides estudiar una carrera universitaria. Créeme.

Es importante que entiendas que para lograr este objetivo no es suficiente tener un buen sueldo, también debes saber ahorrar, porque muchos “gastos hormiga” te pueden quitar la posibilidad de comprar una casa o cualquier otro bien que sueñes tener.

  • Viajar

A casi todas las personas les apasiona la idea de viajar, conocer otros continentes, diferentes países, su cultura, sus costumbres, sus comidas.

Si eres uno de esos viajeros soñadores, estudiar en la universidad ahora y no postergarlo será como comprar muchos boletos de avión para el futuro. No dejes pasar esta valiosa oportunidad.

3. Aprendes a relacionarte con más personas

Es un hecho, cuando estudias en la universidad conoces a todo tipo de personas. Eso te permite aprender a relacionarte con más perfiles de los que conoces hoy.

En ese sentido, saber relacionarte con diferentes tipos de individuos será algo muy importante en tu desarrollo y crecimiento, no sólo profesional, sino como ser humano.

Recuerda que vivimos en el siglo XXI, eso significa que estamos en la era de apertura, de la lucha por la igualdad de los derechos y las oportunidades. Entender y saber que puedes tener contacto con personas diferentes a ti es una gran ventaja que podrás disfrutar, en comparación con las personas que deciden no estudiar en la universidad.

Las relaciones interpersonales enriquecen a los seres humanos e impulsan el crecimiento personal de los individuos. Relacionarte con más personas te hará mejor persona.

4. Mejoras tus habilidades de comunicación

Mejorar tus capacidades de comunicación será mucho más sencillo si decides estudiar en la universidad. Y no necesariamente dependerá de si decides o no cursar una carrera ligada un área social, como la carrera de Ciencias de la Comunicación y Relaciones Públicas.

Así decidas estudiar alguna carrera de Ingeniería, podrás desarrollar de mejor manera la capacidad de comunicarte con las demás personas.

Esto sucede debido a que cuando estudias en la universidad tienes un nivel de madurez mayor que el que mostrabas en la preparatoria, por eso te enfocas más en el aprendizaje.

Cuando trabajes en equipo perderás mucho menos tiempo que cuando estabas en la preparatoria. Estarás más enfocado en tu objetivo principal, que es nada menos que graduarte de profesional.

Esa madurez también influirá en las relaciones interpersonales que decidas tener en tu periodo de estudiante universitario.

Esta capacidad podrás desarrollarla también si decides estudiar una carrera en línea. Este método de estudio te permite estar en contacto directo con tus profesores y compañeros de clase aunque sea a través de video llamadas y conferencias.

Te lo aseguro. Cuando estás en la universidad ves las cosas de una manera muy distinta a lo que solías pensar. Aprenderás a tener nuevos amigos, podrás estudiar con personas que no conocías y son distintas a ti. Eso te hará mejorar tu capacidad de comunicación.

5. Serás más productivo

La productividad es una de las métricas más importantes de nuestras vidas. Cuando me refiero a “métricas” lo que quiero decir es que de tu productividad dependerá todos los logros que puedas obtener en tu adultez, como profesional y en tu vida personal también.

Las compañías, sean del giro que sean, siempre buscan que sus trabajadores logren ser productivos. Podría sorprenderte, pero existen infinidades de casos de despido relacionados a la falta de productividad.

Y tiene todo el sentido del mundo. Si una compañía identifica que uno de sus empleados no está siendo productivo, simplemente lo despide y busca un nuevo trabajador que satisfaga las necesidades de la empresa.

Ojo, hay un punto muy importante. La productividad no se trata sólo de hacer lo que tu jefe o clientes te piden. Realmente alcanzas un nivel de productividad alto cuando superas los objetivos que se esperan de ti.

En ese sentido, la universidad te enseñará a ser productivo porque si no te esfuerzas en esa etapa académica, no podrás graduarte de la carrera que sueñas y si no tienes el nivel necesario para graduarte, simplemente no puedes ser un profesional.

No hay secreto para lograr un buen nivel de productividad. Lo único que debes hacer es esforzarte, aprender, escuchar, seguir esforzándote y así verás llegar los frutos de tu dedicación.

De todas formas, para ayudarte a que entiendas cómo puedes ser más productivo, a continuación te daré algunos consejos que puedes poner en práctica cuanto antes:

  • Utiliza una agenda física o digital

Todo debes escribirlo. Es una manera de que nunca olvides ninguna responsabilidad que debas atender en el futuro.

Si lo haces, tendrás tu atención enfocada a lo que debes hacer desde hace días, semanas o hasta meses.

Un consejo que puedes seguir es que lleves contigo tu agenda incluso a tus entrevistas de trabajo, hacerlo les dará claridad a tus posibles jefes y les hará entender que eres una persona ordenada, responsable y atenta.

Muchas personas utilizan su teléfono celular como agenda, pero mi recomendación es que tengas una física. Son mucho más efectivas.

  • Haz una lista de cosas por hacer

Es importante que cada día, antes de terminar tu jornada laboral, revises tu agenda y hagas una lista de cosas que aún te quedan pendientes por hacer.

De esta manera te aseguras de que no estás olvidando ninguna responsabilidad. Este ejercicio te ayudará a entender el flujo de trabajo que tendrás el día, la semana o el mes siguiente, y por ende si tienes algún compromiso personal que atender, tendrás una mayor posibilidad de cumplir con todos tus eventos.

  • Enumera tus prioridades

Siempre debes saber cuál es el nivel de importancia y urgencia de tus responsabilidades.

Atender tus pendientes teniendo claridad de cuáles son tus prioridades te hará ser una persona productiva porque siempre podrás cumplir con lo necesario, e incluso podrás dar más de lo que se espera de ti.

Tus superiores sabrán confiarte tareas complejas porque entenderán que eres un profesional ordenado que sabe priorizar sus responsabilidades.

Eso hará posible que puedas ascender en tu profesión de manera más rápida y fluida, porque a las personas más competentes les dan los cargos más complejos.

  • Planifica tu día

Haz la prueba. Planifica el día de mañana de manera escrita. Redacta cuáles serán las actividades que harás y ordénalas en una línea de tiempo.

Luego, pasado mañana no organices nada y al tercer día evalúa en cuál de los dos días te fue mejor.

Te aseguro que el día que planifiques será el doble de productivo en comparación con el que no ordenaste.

Otra manera de tener una etapa de estudiante muy productiva es logrando trabajar y estudiar de manera simultánea. Una de las formas más efectivas de lograrlo es estudiando una Licenciatura Ejecutiva.

Bien, con estos consejos podrás sacarle más provecho a tus días cuando empieces a estudiar en la universidad, pero recuerda, tener un título universitario es la vía más rápida para ser realmente productivo.

6. Tendrás más conocimientos culturales

Si decides estudiar en la universidad, ahora en lugar de postergarlo, puedes estar seguro de que tendrás mucho más conocimiento cultural de lo que tienes ahora.

Cuando vas a la universidad es muy probable que conozcas a personas con intereses diferentes a los tuyos, y seguramente también podrás empezar relaciones de amistad con foráneos.

Esa posibilidad te permite compartir intereses y descubrir algunos gustos que hoy ni sabes que tienes.

Supongamos que empiezas a estudiar la carrera de Comercio Internacional, y luego de una semana conoces a unos compañeros de clase que disfrutan ir a conciertos tanto como tú. Y luego descubres que una de las chicas que te acompañó a algún concierto también va regularmente a museos.

Puede ser que te gusten los museos, pero si no te gustan y esta chica te invita, a través de las relaciones que crearás en la universidad estarías visitando lugares que le darán otro enfoque cultural a tu vida.

Las personas que tienen la posibilidad de tener nuevas experiencias culturales entienden que es muy importante enriquecer el alma. No pierdas esta oportunidad.

7. Conocerás a tus primeros contactos profesionales

En la universidad podrás a conocer a las personas que serán tus primeros contactos profesionales.

Pueden ser maestros, directores, coordinadores, compañeros de clase, estudiantes de otras carreras.

Básicamente, en la universidad tienes la posibilidad de encontrar a individuos que seguramente en el futuro también serán profesionales.

Tener buena relación con la mayoría de las personas te ayudará a ser un estudiante empático con muchas amistades y además te abrirá las puertas a la posibilidad de tener muchos contactos profesionales en el futuro.

¿Un ejemplo de cómo funciona esto de los contactos? Te puedo contar mi historia personal.

Estando en la universidad conocí a una maestra que siempre le agradó mi desempeño en los exámenes.

Esa maestra trabajaba en una casa editorial y, cuando se abrió una oportunidad de trabajo para un becario, me recomendó. Gracias a eso conseguí mi primera oferta laboral cuando aún estudiaba en la universidad.

¿Lo ves? Es muy importante que sepas valorar los contactos profesionales que puedes conseguir.

8. Podrás estudiar una maestría o posgrado

En todas las universidades del mundo es un requisito que estudies una licenciatura o una carrera de Ingeniería antes de optar por cursar una maestría o posgrado.

Ya te comenté que los salarios de los profesionistas es mucho más elevado que las personas que no estudian en la universidad, pero adivina qué. Los salarios de las personas con maestrías o posgrados son mucho mejores que los sueldos de los licenciados.

Eso sin mencionar a las personas que luego de una maestría o posgrado se deciden por estudiar un doctorado. ¡Esos salarios son aún más altos!

Si eres una de esas personas que adora la idea seguir estudiando luego de graduarte en la universidad, entonces una maestría o posgrado son para ti. Pero antes debes terminar tu carrera profesional.

9. Podrás ser emprendedor, si lo deseas

Cuando estudias, tienes más experiencia que las personas que no estudiaron en la universidad. Y seguramente tendrás mayores conocimientos sobre negocios y oportunidades de emprendimiento.

Si eres una de esas personas que tiene en mente un proyecto personal, una buena opción para ti es que estudies la carrera de Administración de Empresas.

Esta licenciatura te brinda la oportunidad de entender qué es lo que necesitas saber, antes de iniciar tu vida de emprendedor.

Con esos conocimientos el riesgo de que fracases será mucho menor. El éxito de los nuevos negocios depende mucho de la etapa de planificación y la capacidad de inversión que tengan los propietarios. Ambas cosas las aprendes cuando estudias Administración de Empresas.

Pero ojo, hay muchas otras carreras que te pueden ayudar a ser un gran emprendedor. Sólo depende de cuál sea tu proyecto y a qué lo planeas enfocar.

10. Contribuirás a la sociedad

Las personas que estudian en la universidad tienen la posibilidad de desarrollar su carrera profesional con dos enfoques principales.

El primer enfoque es el que busca todo ser humano, se trata de querer ser una persona exitosa.

Mientras, el segundo enfoque se trata de lo que podemos devolver a la sociedad, de lo que podemos aportar al mundo a través de nuestros conocimientos y experiencias.

Para que tengas una idea, todas las carreras profesionales te brindan la posibilidad de contribuir a la sociedad, pero algunas de ellas son:

  • Médicos, salvando vidas.
  • Ingenieros civiles, siendo responsable de obras de infraestructura.
  • Arquitectos, dándole buen diseño a las ciudades.
  • Abogados, ayudando a las personas a resolver sus conflictos.
  • Diseñadores gráficos, dándole una imagen a los proyectos de emprendedores.

Estas y muchas otras carreras más le aportan beneficios a la sociedad de distintas maneras. Es muy probable que seas capaz de retribuirle al mundo las oportunidades que te ha brindado si obtienes un título profesional.

11. Tendrás más oportunidad de trabajar en el extranjero

Casi todas las compañías extranjeras que buscan mexicanos para trabajar fuera de nuestras fronteras exigen que las personas sean profesionistas.

Cuando una empresa internacional contrata a un nuevo empleado, para pagarle en dólares, no puede correr el riesgo de que esta persona no cumpla con los objetivos que se le van a exigir.

Contratar a una persona para que trabaje fuera de su país de origen representa una inversión importante. Regularmente esas compañías se ocupan de conseguir acomodo para el empleado, por eso se encargan de aspectos como:

  • Vivienda.
  • Transporte.
  • Vales de despensa.
  • Seguro médico internacional.

Como ya lo mencioné antes, las personas que tienen un título universitario son más productivas, por eso las compañías internacionales prefieren contratarlas si se trata de un trabajo fuera de México.

Así que si eres una de esas personas que sueña con trabajar en otro país o continente, estudiar una carrera universitaria es la mejor decisión que puedes tomar.

¡Bien! Como te pudiste dar cuenta, son muy importantes las ventajas que te ofrece estudiar en la universidad ahora y no postergarlo.

Recuerda, el mercado laboral está muy competido y las personas profesionales le llevan una gran ventaja a quienes deciden no estudiar una carrera.

Si te gustó este artículo o deseas hacernos alguna pregunta, ¡no dudes en dejarnos un comentario! Estamos muy interesados en saber lo que piensas.

Quiero Inscribirme ahora