Cuando una entrevista de trabajo se avecina, la improvisación debe dejarse a un lado. Aunque tengas muchos conocimientos y aptitudes, puedes perder la oportunidad de tu vida si no te preparas bien.

Terminar una carrera universitaria, cursar un posgrado o realizar muchos cursos no te servirán de nada si crees que es innecesario prepararte antes de acudir a una entrevista de trabajo.

Las entrevistas de trabajo son una parte muy importante del desarrollo profesional de cualquier individuo. Por esa razón, es necesario que apliques algunas recomendaciones que te ayudarán a conseguir el empleo de tus sueños.

Para que no pierdas las oportunidades de empleo que se te presentarán en el futuro,  presta atención a estos 7 consejos que debes tomar en cuenta antes acudir a tu próxima entrevista de trabajo.

¡Sigue leyendo!

  1. Vístete con pulcritud y acorde a la ocasión

La primera impresión tendrá un gran impacto en tu entrevista de trabajo. Recuerda que estarás bajo evaluación desde el principio.

Por eso, es importante que te enfoques en impresionar, incluso antes de que empiece la entrevista. Eso lo puedes hacer con una vestimenta adecuada.

Para impresionar con tu outfit no es necesario exagerar. Se trata de una entrevista de trabajo y no de una cena de gala con la realeza británica.

Tienes que enfocarte en que tu ropa esté pulcra, sin manchas ni arrugas, y que sea acorde al tipo de empresa que podría contratarte.

Una vestimenta casual, de estilo ejecutivo, es una muy buena opción para acudir a una entrevista de trabajo.

Sin embargo, algunas empresas tienen un código de vestimenta formal que debes seguir cuando acudas a la entrevista de trabajo. Siempre concéntrate en no desentonar con el ambiente.

  1. Estudia sobre la empresa que podría contratarte  

Asistir a una entrevista de trabajo sin conocer nada sobre la empresa que podría contratarte es una muy mala idea.

En las entrevistas de trabajo, una de las preguntas habituales es “¿qué sabes acerca de nosotros?”.  Si te formulan esa pregunta, ¡debes destacarte!

Si durante la entrevista de trabajo demuestras que conoces la historia y filosofía de la empresa que podría contratarte, ¡ganarás muchos puntos a tu favor!

De esa manera, tu futuro empleador confirmará que estás realmente interesado en incorporarte a esa compañía.

Además, es importante que conozcas sobre el mercado y el entorno en el que opera la empresa. Esos pueden ser otros de los tópicos que se abordarán durante la entrevista de trabajo.

  1. Piensa en qué podrían preguntarte y cómo responderías

No sólo debes estar preparado para hablar sobre la empresa que podría contratarte. Antes de acudir a la entrevista, es necesario que pienses en qué otras preguntas pueden hacerte y cómo las responderías.

Si una pregunta te toma por sorpresa, puede que tu respuesta no sea la adecuada o, incluso, no sepas qué decir.

Aunque cada entrevista de trabajo será distinta a la anterior, siempre hay preguntas que se repiten. Si en entrevistas pasadas no respondiste de la mejor manera, es hora de que te prepares para que no cometas los mismos errores.

Muchas de las preguntas que te realizarán estarán relacionadas a tu trayectoria laboral, preferencias y aptitudes. Enfócate en estos tópicos para preparar tus respuestas.

  1. ¡Tienes que ser puntual!

Si ya sabes qué responder, conoces lo suficiente sobre la empresa que podría contratarte y te vestiste de la manera adecuada, llegar a la hora es el próximo paso que debes dar para dar una buena impresión en la entrevista de trabajo.

Como ya lo mencionamos, las entrevistas de trabajo son eventos importantes en tu carrera laboral. Por eso, cuando se avecine una, deja a un lado otras responsabilidades y compromisos para que puedas llegar a tiempo.

Además, es importante que tengas en cuenta variables que pueden atrasar tu llegada a la entrevista de trabajo, como posibles accidentes durante el recorrido hacia el lugar de la entrevista.

Salir con suficiente antelación de casa te permitirá llegar a tiempo a la entrevista de trabajo aunque surjan imprevistos en el camino.

  1. Sé cordial desde el principio

Cuando te dirijas al lugar donde se realizará la entrevista de trabajo, ¡sé cordial desde el principio!

Por ejemplo, si la entrevista de trabajo se realizará en la sede de la empresa que podría contratarte, compórtate de manera amable con el personal de recepción, ya que posiblemente sean las primeras personas con las que tengas contacto.

Recuerda, si todo sale bien en la entrevista de trabajo serán tus compañeros en pocos días. Intenta agradarles desde el principio.

Si camino a la oficina donde se realizará la entrevista te topas con otros empleados de la empresa, no olvides saludar y mostrar simpatía.

  1. Cuida tu lenguaje corporal

Tu próxima entrevista de trabajo seguramente estará a cargo de una persona observadora y con experiencia en recursos humanos, así, que es importante que cuides cada detalle.

Uno de los aspectos que debes cuidar con mucha minuciosidad es tu lenguaje corporal. El entrevistador estará muy pendiente de tus gestos y posturas.

Es importante que mantengas una postura erguida y, sin exagerar, también que utilices las manos mientras hablas.

Además, evita a toda costa los gestos y movimientos que denotan nerviosismo, como golpear constantemente el piso con la suela de los zapatos o tomarte la quijada.

  1. ¡No mientas!

No puedes valerte de mentiras para impresionar en tu próxima entrevista de trabajo. Mentir nunca brindará buenos resultados.

Tanto tu currículo como lo que expreses en la entrevista de trabajo debe estar apegado a la realidad.

No inventes experiencias laborales y académicas. Recuerda que las personas encargadas de captar empleados estarán atentas a corroborar cada uno de los datos que colocaste en tu currículo o mencionaste durante la entrevista.

No mentir, al igual que los consejos anteriores, debes tomarlo como una regla de oro para que puedas tener éxito en tu próxima entrevista de trabajo.

Las entrevistas de trabajo son oportunidades que no se presentan todos los días. Por eso, enfócate en prepararte de la mejor manera para que puedas aprovecharlas.

¡Manos a la obra!

¿Te resultó de provecho este artículo? Si quieres estar al tanto de otros contenidos similares, ¡no dudes en suscribirte a nuestro newsletter!

Quiero Inscribirme ahora