Estudiar y trabajar son actividades fundamentales para cualquier persona, especialmente para los jóvenes y adultos con anhelos de superación y de mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, en ocasiones las personas le dan prioridad al trabajo y ponen una pausa a sus estudios de licenciatura, que al final del día son los que les permitirán acceder a mejores oportunidades laborales y salarios.

¿Por qué sucede esto? Las razones pueden ser variadas, pero casi siempre la principal es la necesidad de generar ingresos para pagar las diferentes cuentas.

Si esto te pasa, ¡mantén la calma! En este artículo te demostraremos que sí es posible ganar dinero y, a la vez, capacitarte para construir un futuro próspero y exitoso.

Dicho esto, a continuación te daremos 6 valiosos consejos para estudiar y trabajar al mismo tiempo.

¡Echa un vistazo!

1. Cursa una licenciatura ejecutiva

En la actualidad, las principales universidades de la nación han adaptado su oferta educativa al adulto de hoy, quienes se caracterizan por cumplir diferentes actividades en su vida diaria.

Entre otras cosas, las instituciones de calidad ponen a tu disposición las licenciaturas ejecutivas, un formato de estudio que demanda mucho menos tiempo que el escolarizado.

De hecho, los programas educativos de esta clase de carreras tienen una duración de tres años y, además, sólo contemplan jornadas de clases los finales de semana.

Por otro lado, estos planes de estudio son modulares, lo que quiere decir que te podrás concentrar en un par de materias en lugar de en muchas a la vez.

Esto te garantizará un rico aprendizaje y, además, que contarás con el tiempo suficiente para seguir dando lo mejor de ti en tus otras labores, especialmente en el trabajo.

¿Sabes qué es lo mejor de las licenciaturas ejecutivas? ¡Su gran calidad!

A pesar de que te demandará menos tiempo, una carrera de este tipo te brindará una capacitación profunda y precisa en la profesión de tus sueños.

Esto gracias a su formato sintetizado, que concentra los aspectos más relevantes de cada campo de estudio en un formato flexible y dinámico.

Otra evidencia de la calidad de estas licenciaturas es que sus programas académicos cuentan con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE).

La Secretaría de Educación Pública (SEP) de la nación sólo le otorga este certificado a aquellos planes de estudio actualizados, integrales y, sobre todo, adaptados a las necesidades del profesional del siglo XXI.

Al egresar de un plan académico con estas características, y avalado por la SEP, tendrás la certeza de que tu título profesional será reconocido por las autoridades y el mercado laboral en general.

2. ¡Estudia en línea!

Seguramente eres de esos jóvenes que están muy familiarizados con la tecnología, que se comunican, investigan y realizan muchas otras actividades a través de medios digitales.

De ser así, ¡grandioso! Eso significa que tienes el perfil ideal para cursar una carrera en línea, otro de los mejores consejos cuando se trata de estudiar y trabajar a la vez.

Al igual que las licenciaturas ejecutivas, estas alternativas de capacitación cuentan con reconocimiento de las autoridades y, además, forman profesionales altamente calificados.

En el caso de las carreras online, ¡no deberás asistir ni un día a la universidad para tomar clases! Simplemente necesitarás un computador y acceso a Internet.

Esto significa que podrás aprender sobre la profesión que desees desde la comodidad de tu hogar o, incluso, en la oficina.

Otro de los grandes beneficios de este formato de estudio es que contribuirá con tus planes de ahorro. Y es que al optar por esta modalidad ahorrarás dinero en traslados y, además, no te verás en la “tentación” de realizar gastos hormiga con frecuencia, como un café o golosina en el cafetín del campus.

Además, en las carreras en línea todo el material de estudio lo hallarás a través de medios digitales, así que no deberás gastar dinero en fotocopias y libros.

De hecho, las instituciones modernas y vanguardistas ponen a disposición de los alumnos bibliotecas digitales, a las que se puede acceder a toda hora y desde diferentes lugares y dispositivos.

3. Busca un empleo de medio tiempo

Recuerda que si estás en busca de un mejor futuro tienes que darle prioridad a la capacitación.

Por ese motivo, si tu actual trabajo te demanda mucho tiempo y esfuerzo, ¿qué tal si buscas un empleo de medio tiempo?

De esa forma podrás destinar buena parte de tus días a la capacitación y el aprendizaje que brinda toda carrera universitaria, independientemente del formato o metodología que elijas.

Además, un empleo de medio tiempo no siempre significa menores ingresos, ya que puedas optar por aquellos que te paguen con base en resultados o proyectos cumplidos y, también, por los que brindan la posibilidad de obtener propinas.

4. Trabaja desde casa

¿Te has preguntado cuánto tiempo pierdes diariamente en el tráfico o a la espera del bus? Si sacas la cuenta, verás que no es poca cosa.

Debido a esto, otro de las cosas que puedes hacer para estudiar y trabajar a la vez es buscar un empleo que puedas desempeñar desde casa.

En la actualidad, contar con un computador y conexión a Internet es más que suficiente para generar ingresos desde el hogar.

Diferentes empresas y agencias pagan por servicios como redacción web, diseño gráfico, traducciones, programación web y edición de videos.

¿No tienes ninguna de estas habilidades? ¡No te preocupes! También existen muchas otras formas de ganar dinero en Internet que no necesitan de preparación específica en un área.

La realización de encuestas y publicación de ofertas son algunas de las maneras más sencillas de obtener ganancias por servicios prestados de forma digital.

5. Agenda tus días

¿Quieres estudiar y trabajar a la vez? Entonces, llegó el momento de que organices aún más tu día a día.

Una de las cosas que debes hacer es crear y, sobre todo, seguir una agenda de actividades, en la que lógicamente tendrás que incluir tu empleo y, también, el estudio de una carrera universitaria.

Eso te permitirá distribuir tu tiempo de la manera correcta para poder rendir al máximo en todas tus actividades y responsabilidades.

Incluso, en la agenda debes incluir compromisos familiares y actividades de esparcimiento, como la práctica de una disciplina deportiva o ir al gimnasio.

Esta planificación te ayudará a alcanzar el máximo nivel de organización en tu vida, lo que te permitirá convertirte en una persona productiva y multifacética evitando el estrés o el mal rendimiento en el trabajo o la universidad.

6. Sé sincero con tus jefes

Es importante que no cometas el error de no comunicarles a tus jefes que estás preocupado por tu capacitación y deseas estudiar una carrera universitaria.

Aunque quizás te dé un poco de temor, ya que crees que puedan pensar que no estás lo suficientemente comprometido con el trabajo, es muy posible que lo tomen de buena manera y, al contrario de lo que creías, te alienten a estudiar.

¡Y es que un buen jefe desea el bienestar y el crecimiento de sus trabajadores!

Incluso, tal vez tus jefes estén dispuestos a permitirte ingresar a las clases en línea desde tu oficina (en algunas ocasiones) o, incluso, te den algunas horas libres antes de un examen de gran importancia.

¡Eso es todo! Si leíste con atención estos puntos ya conoces cómo estudiar y trabajar a la vez.

¡No olvides seguir estos consejos! Recuerda que, pese a que te hayas dedicado exclusivamente al trabajo, aún estás a tiempo de cursar y culminar una carrera universitaria.

De hecho, haber probado el campo laboral tiene grandes ventajas, y una de ellas es que ya conoces los salarios y los conocimientos que requiere cada puesto.

Eso hará que valores más la capacitación universitaria, pues ya comprendes que para poder ascender y tener mejores ingresos necesitas terminar una licenciatura y prepararte para los retos que cada día se presentan en las empresas.

Sumado a ello, la experiencia laboral te habrá brindado la visión y los conocimientos necesarios para decidir dónde quieres estar o a qué puesto deseas ascender cuando te titules.

Por último, el haber trabajado durante varios meses, o incluso años, te habrá servido para conocerte mejor, sobre todo tus pasiones, habilidades, debilidades y preferencias, así que ya estás listo para elegir la licenciatura que realmente te conviene y se adapta a tus características.

En cuanto a la universidad ideal, esta no sólo debe contar con diferentes métodos de estudio, como el online y el presencial. Además, debe tener un profesorado de calidad, actividades extraacadémicas y planes y proyectos que impulsen el crecimiento personal y profesional del alumnado.

¿Te resultó de provecho esta información? Si ya sabes cómo estudiar y trabajar a la vez, pero aún tienes ciertas dudas sobre cuál carrera universitaria cursar, ¡no te preocupes! Simplemente, no olvides descargar el siguiente ebook:

No sé qué estudiar: cómo tomar una buena elección

¿Te resultó de provecho este artículo? Aún tenemos muchas cosas por compartir contigo, que te serán útiles para estudiar y trabajar al mismo tiempo y cumplir con muchos de tus sueños y objetivos, así que ¡no dejes de seguir las entradas de nuestro blog!