¿Sabes qué es una licenciatura ejecutiva? Probablemente has escuchado sobre esta alternativa de capacitación, pero no conoces profundamente de qué se trata y cuáles aspectos involucra.

Y es que al momento de cursar una carrera universitaria lo más frecuente es hacerlo de forma tradicional, es decir, siguiendo un formato presencial y escolarizado que demanda la asistencia diaria a clases.

Aunque no se trata de una de las modalidades de estudio más conservadoras, estudiar una licenciatura ejecutiva resulta una gran idea, pues también garantiza una capacitación de calidad.

Y es que esta oferta académica está diseñada para personas que no tienen el tiempo suficiente para cumplir con un sistema presencial, pero a la vez quieren continuar con su capacitación.

Sí, nos referimos a jóvenes y personas adultas que trabajan, que cuentan con importantes compromisos económicos y familiares.

La buena noticia para ti es que, independientemente de si buscas un ascenso laboral o una nueva área de trabajo, una licenciatura ejecutiva se amoldará a tus necesidades.

Esto quiere decir que te permitirá aprender sobre diferentes disciplinas y campos de conocimiento sin la necesidad de sacrificar tu rendimiento laboral y otros compromisos de gran relevancia.

Probablemente ya te diste cuenta de que los empleados más calificados son los que pueden acceder a los salarios y cargos más atractivos.

¿Esta opción es lo que estabas buscando? Si te llama la atención, ¡no puedes dejar de leer lo que viene!

A continuación te explicaremos 7 aspectos interesantes sobre esta modalidad de capacitación para que conozcas más sobre ella. 

1. Amplia oferta

Una de las ventajas de esta modalidad educativa es que te ofrece una amplia oferta, en la que encontrarás la carrera de tus sueños.

¿Cuáles licenciaturas se pueden cursar bajo un formato ejecutivo? Son muchas, entre ellas:

  • Administración de Empresas.
  • Administración de Empresas Turísticas.
  • Comercio Internacional.
  • Contaduría Pública.
  •  

¿No te llama la atención ninguna de estas carreras? ¡Ten calma! Hasta ahora solo te hemos mencionado alternativas de la facultad de Administración y Negocios.

Existen muchas licenciaturas ejecutivas de Ciencias Sociales, como Derecho y Trabajo Social. También en Ingeniería, entre ellas Informática y Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones.

Sumado a esto, podrás cursar una licenciatura ejecutiva en la facultad de Educación.

Este campo contempla apasionantes alternativas como Educación Física y Deporte, Ciencias de la Educación, Ciencias de la Educación con Terminal en Psicología Educativa y Educación de la Enseñanza de Lenguas Extranjeras.

Sorprendente la variedad de ofertas, ¿cierto? Pero, ¡espera! ¡Eso no es todo!

Gracias al formato ejecutivo, la gente joven y también las personas adultas que trabajan pueden prepararse en la facultad de Ciencias de la Salud, a través de opciones como Psicología y Enfermería.

¡Perfecto! Ahora que conoces la amplia oferta de esta modalidad de estudios, debes saber cómo es el trámite para estudiar una carrera en la modalidad de licenciatura ejecutiva, así que ¡presta atención a la próxima sección! 

2. Requisitos

El proceso de inscripción resulta muy sencillo.

Si bien en una universidad de calidad, que siga los parámetros de las autoridades, te pedirán diferentes documentos, no se trata de un trámite muy complicado.

Precisamente, en las siguientes líneas te hablaremos sobre 4 requisitos para inscribirte en una de estas carreras.

I. Solicitud de ingreso

Este es el primer paso para formalizar tu inscripción en una licenciatura ejecutiva y acelerar tu crecimiento profesional.

Simplemente, se trata de llenar una planilla en la cual las autoridades universitarias te solicitarán diferentes datos.

Esta solicitud formará parte del archivo estudiantil de la casa de estudios. Posiblemente deba estar acompañada de fotos personales en un formato específico.

II. Acta de nacimiento

Se trata de un documento que exigirá la casa de estudios para corroborar tu identidad y crear tu archivo estudiantil.

Como ves, es un requisito muy sencillo de conseguir. Lo más importante es que estés pendiente de la cantidad de copias que solicitará la institución.

III. CURP

En México todas las personas acostumbran utilizar la Clave Única de Registro Poblacional (CURP) para diferentes trámites, y también la necesitarás para inscribirte en una licenciatura ejecutiva.

En el caso de los extranjeros, la universidad exigirá el comprobante de estancia legal en el país, que es emitido por la Secretaría de Gobernación y especifica el estatus migratorio.

IV. Documento que acredite los estudios inmediatos anteriores

Al estar dirigida a adultos trabajadores que esperan capacitarse y mejorar su perfil laboral cuanto antes, una licenciatura ejecutiva no implica cursar propedéuticos.

Simplemente, necesitarás los documentos que acrediten que finalizaste la secundaria y la preparatoria. 

3. Validez

Este punto es muy importante: al estudiar una licenciatura ejecutiva en una universidad de calidad, tu título profesional será reconocido por las autoridades, los colegios profesionales y el mercado laboral en general.

Esto es porque esta modalidad de estudios cuenta con programas académicos avalados por el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE), un documento emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de la nación.

Además, al prepararte a través de un plan educativo que posea el RVOE podrás realizar equivalencia de materias y tendrás acceso a las diferentes alternativas de posgrado.

4. Duración

Este aspecto también te gustará, especialmente si anhelas mejorar tu perspectiva laboral cuanto antes: ¡la duración de una licenciatura ejecutiva es de 3 años!

Sí, el título profesional que siempre has soñado está más cerca de lo que creías.

Además, los horarios son flexibles, así que el tiempo no será tu enemigo y estudiar será más sencillo.

De hecho, a esta clase de opciones académicas también se les conoce como licenciaturas de fin de semana, pues las jornadas de clases solo son en esos días.

Aunque las horas de estudio serán menos que las programadas en los formatos tradicionales, eso no significa que la educación sea deficiente.

De hecho, podemos afirmar todo lo contrario: recibirás una formación de alto nivel, pues en las licenciaturas ejecutivas los contenidos formativos se basan en información y conceptos condensados, jerarquizados y sintetizados; actualizados de acuerdo a las características del mercado laboral actual y los avances científicos y tecnológicos.

5. Plan de estudios modular

¿Qué es un plan de estudios modular? Básicamente es uno que te permitirá concentrarte en una o dos materias a la vez, en lugar de tratar de atender muchas al mismo tiempo.

Esa es una de las razones por las que una licenciatura ejecutiva te garantizará un profundo aprendizaje durante tu estancia en la universidad.

Gracias a esta dinámica, cada vez que avances de una cátedra a otra es porque realmente ya te has nutrido con los conocimientos necesarios.

De esa manera avanzarás en la carrera sin dejar en el camino vacíos de información y desconocimiento de conceptos, temas y metodologías fundamentales.

Recuerda que cuando comience tu vida profesional tendrás poca experiencia en el sector, y serán tus conocimientos y la validez de tu formación los aspectos que te abrirán muchas puertas, en vez de referencias laborales o de tu trayectoria. 

Lo anterior es una buena razón para que te preocupes por cursar la licenciatura ejecutiva de tus sueños en una universidad reconocida.

En ese sentido, las redes de universidades resultan una muy buena alternativa. Al tener un alcance nacional, son conocidas en diferentes regiones de la nación.

Eso hará que un posible empleador sepa en dónde te formaste cuando vea tu currículo o te entreviste.

6. Asesorías

Otra de las características de esta clase de licenciaturas es que están acompañadas de una cercana y continua interacción entre los estudiantes y el personal universitario.

En una institución académica de calidad encontrarás un equipo de expertos que te brindará apoyo en objetivos de estudio y materias que te cueste asimilar, y aclarará las dudas e inquietudes que se te presenten sobre los formatos, la finalización de clases y otros temas de interés universitario.

7. Equivalencias

Si hace algunos meses o años empezaste una carrera universitaria pero por una determinada razón no la terminaste, tal vez puedas hacer equivalencia de materias y recuperar el tiempo perdido.

En caso de que hayas estudiado a través de un programa educativo avalado, tu nueva institución reconocerá determinadas cátedras que ya aprobaste, lo que te acercará mucho más al título profesional de una licenciatura ejecutiva.

¡No desaproveches esta gran ventaja! No dejes pasar más el tiempo y comienza tus estudios, o retómalos, sin descuidar tus labores.

Como ves, esta opción educativa cuenta con diferentes aspectos que la convierten en una excelente alternativa para los jóvenes y adultos trabajadores.

Siempre ten presente que para seguir estudiando no hay un límite. Para aprender y capacitarse solo se necesita disposición y disciplina.

Gracias a una licenciatura ejecutiva, la edad y las diferentes ocupaciones ya no serán impedimentos.

Ahora, enfócate en definir cuál es la carrera universitaria ideal para ti. Para ello piensa en tus pasiones, intereses y habilidades.

Además, investiga sobre los salarios y las salidas profesionales de las diferentes alternativas de capacitación.

¿Te pareció interesante este artículo? Queremos que sigas interactuando con contenidos que te orienten sobre cómo estudiar y trabajar a la vez, así que no te pierdas el siguiente material:

Quiero estudiar y trabajar, pero no tengo tiempo, ¿qué puedo hacer?