El pasado miércoles 22 de julio, el Área de Experiencia de la red Aliat Universidades invitó a Alejandro Molina López, psicólogo, profesor y terapeuta, para que compartiera algunas tácticas de enseñanza con su ponencia “Psicología aplicada en la educación básica”.

El primer consejo que Alejandro da es “planea todo”, recomienda siempre hacer un bosquejo rápido de lo que tratará la clase a impartir y para esto, asegura que es necesario tener en cuenta los siguientes enfoques: objetivo (alumnos), temática y competencias. Señala que el enfoque por competencia es un modelo educativo basado en la enseñanza de conocimientos de tal forma que se sitúen en el contexto determinado para el que son útiles. De esta manera, lo aprendido se entiende como útil y necesario, ya que está pensado para ayudar a los estudiantes a enfrentarse a situaciones del mundo real.

 

Explica que los niños leen de una manera intuitiva, pero ¿qué es lo que necesita un escolar para que logre la competencia lectora? Cuando a los pequeños se les da lo que necesitan, ellos se ven motivados y logran sus objetivos. Asegura que hay algunos que pueden leer de manera convencional, pero hay otros que no, por lo tanto, es necesario que los profesionales en la educación hagan un correcto diagnóstico para brindarles lo que requieren.

Algo con lo que trabajan mucho los psicólogos es con el pensar diferente, con el salir de la burbuja, esto debido a que todos los discípulos son diferentes y es imposible aplicar lo mismo para todos, se debe estandarizar más no generalizar.

 

¿Qué es un ajuste y qué es una adecuación? El especialista en psicología lo define como un conjunto de medios aplicados en la educación de colegiales que, por diferentes razones, temporalmente o de manera permanente, no están en condiciones de evolucionar hacia la autonomía personal y la integración social con los medios habitualmente regulares.

Señala que estas situaciones tienen que encaminarse a dos cosas, a la autonomía personal o a la integración; lo que principalmente se desea es que el educando sea autónomo y ¿cómo hacerlo? Menciona que es necesario hacer un análisis de ajustes razonables: modificables (centrado en el alumno) o de adaptaciones (enfocado en el contexto) y enlista los objetivos que se buscan con dichos estudios:

  • Que no impongan una carga desproporcionada o indebida
  • Garantizar a las personas con discapacidad el goce o ejercicio de actividades
  • Igualdad de condiciones con los demás
  • Derechos humanos y libertades fundamentales

Por otro lado, comparte algunos criterios de prioridad y se cuestiona ¿qué es lo que precisa el escolar de esta pirámide?

  • Compensación
  • Autonomía y funcionalidad
  • Probabilidad de adquisición
  • Sociabilidad
  • Significación
  • Variabilidad
  • Preferencias personales
  • Adecuación a la edad cronológica
  • Transferencia
  • Ampliación de ámbitos

Respecto a la taxonomía de Bloom, comenta que es útil para detectar objetivos de aprendizaje y define este último como, una afirmación que expresa de manera clara lo que el estudiante debe demostrar al terminar una etapa o periodo de formación. Esto como consecuencia de ciertas actividades didácticas.

 

En cuanto a las barreras en la enseñanza en la educación básica, señala que son los obstáculos que se presentan en las escuelas y que limita el que todos los discípulos participen en las distintas actividades y logren los aprendizajes previstos. Existe una gran cantidad de barreras en los centros escolares (físicas y arquitectónicas, actitudinales, administrativas, curriculares y metodológicas). Algunas de las pruebas psicológicas en SEP para detectarlas son:

  • ICAP – CALS
  • Therman Merril
  • Wisc IV
  • Bender
  • Figura humana
  • Entrevista

Alejandro asegura que las pruebas no ayudan por sí solas, razón por la que él generó algunas otras para trabajar en aspectos básicos, como:

  • Tiempo de atención
  • Estilo de aprendizaje
  • Canal de aprendizaje
  • Estilo de enseñanza
  • Nivel de lectoescritura
  • Principios de conteo
  • Habilidades socio adaptativas

Por último, asegura que lo primero que se debe saber es ¿en qué parte se encuentra el alumno y dónde hay carnita para ir solventándolo? Muchos de los docentes se aventuran a poner diagnósticos, pero señala que una cosa es un diagnóstico y otra, es una sugerencia; lo que realmente se debe hacer es compartirle al padre de familia una breve descripción del comportamiento de su hijo, para de ahí proceder con una sugerencia y una valoración. Los básicos para poder desarrollar estas últimas son:

  • Niveles de lectoescritura desde preescolar hasta los niveles curriculares de lectoescritura en secundaria
  • Principios de conteo y resolución de problemas
  • Estilos, ritmos y canales de aprendizaje
  • Mi estilo de enseñanza
  • Criterios de prioridad
  • Análisis de pruebas psicológicas

Foto de Educación creado por freepik – www.freepik.es