El pasado martes 25 de agosto, el Área de Experiencia de la red Aliat Universidades invitó a Mario Karim, licenciado en administración de empresas, para que compartiera algunas tácticas de emprendimiento con su ponencia “Microfranquicias, una alternativa post-pandemia”.

Mario da inicio a su conferencia virtual compartiendo la definición de lo que es una franquicia, señala que es un negocio exitoso, comprobado, probado, controlado y replicado, que transmite un know-how (saber hacer) mediante un marco jurídico en un tiempo y espacio específico, a cambio de determinadas regalías o contraprestaciones. Un ejemplo de esto, es la empresa líder en el sector de comida rápida, Mc Donald’s.

Para poder crear una franquicia, se necesita al dueño de la marca (franquiciante) y al que va a adquirirla (franquiciatario). De igual forma, es fundamental contar con los siguientes elementos básicos: marca, marco jurídico, circular de oferta de franquicia, carta de intención y un contrato.

Por otro lado, comenta que es de vital importancia contar con un soporte financiero, esto con el objetivo de poder responder 3 preguntas específicas al inversor:

  1. ¿Cuánto va a invertir?
  2. ¿En cuánto tiempo lo va a recuperar?
  3. ¿Cuánto va a redimir de esa inversión?

Posterior a esto, otro de los requisitos es una metodología (manual interno y externo) para poder transmitir toda la información antes mencionada, así como el soporte de esta para tener el control y poder solventar dudas o cualquier área de oportunidad en la operación.

  • Manual interno: Sirve para saber ¿quién es la persona que va a comprar?, ¿a qué se dedica?, ¿dónde va a replicar este modelo de negocio?, etc. Asimismo, este manual va a otorgar un análisis financiero para saber ¿cuánto se tiene que invertir como dueño de la marca?, ¿en cuánto tiempo se va a recuperar esa inversión?, ¿cuántas franquicias se pueden abrir? y ¿cuál es la infraestructura que necesito para poder solventar esa expansión?
  • Manual externo: Este compendio va dirigido al franquiciatario y le va a enseñar el manejo de la licencia, es decir, la receta secreta. Le va a indicar cuál es la infraestructura que necesita, las actividades a realizar, los perfiles de puestos, la imagen corporativa, los estudios de viabilidad de la ubicación del punto de negocio y la corrida financiera.

Explica que la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) es una de las más prestigiadas asociaciones a nivel nacional que busca impulsar al máximo las marcas de México. Su objetivo es tener certeza en el sector y ser referentes en el sistema de franquicias, así como el desarrollo y la promoción de las firmas.

Algunos de los eventos más importantes dentro de la República Mexicana para poder vender franquicias, es la Feria Internacional de Franquicias (FIF) en la CDMX, Guadalajara y Monterrey. Sin embargo, afirma que se han desarrollado diferentes asociaciones que también exhortan estos espacios.

En México existen más de 900 modelos de negocio franquiciables, siendo la CDMX uno de los puntos claves para poder expandirlas. Las que más se venden son las de servicios: cafeterías, restaurantes, spas, uñas, barberías, etc.

Debido a las áreas de oportunidad en la comunidad fue como se crearon las franquicias con impacto social (salud, educativo, ambiental, etc.) y las define como el uso de herramientas de negocio que se aplican en proyectos no lucrativos para solventar una necesidad social. De acuerdo a como adquieren sus ingresos, se dividen en 3:

  • Sociales: Tratan de adquirir sus recursos a través de donaciones. Las aportaciones les permiten operar sus modelos de negocio.
  • Con sentido social: Sus recursos los obtienen para ayudar una necesidad social, siempre y cuando esa área que vaya a ser apoyada, pueda ser sustentable.
  • Microfranquicias: Generan autoempleo y van enfocadas a un sector de la población con bajos recursos.

Por último, el especialista comparte algunas de las bondades de las microfranquicias:

  • Baja inversión (no debe pasar de $60,000)
  • Operación fácil de replicar
  • No se tiene un local (la infraestructura se reduce)
  • Genera dinero de una manera de bajo costo
  • No hay cobro de regalías

Para finalizar su ponencia, Mario enfatiza en que no existen fronteras a la hora de invertir en una franquicia o microfranquicia, ya que todos los países del mundo conocen los beneficios de este modelo de negocio y ofrecen oportunidades para crecer en sus mercados. Lo más importante es arriesgarse y contar con un buen asesoramiento para conocer a la perfección las posibilidades que ofrece la franquicia en la que se decida invertir.

Foto de Comida creado por freepik – www.freepik.es