La enfermería básica es una disciplina académica y profesional que tiene como fin mayor salvar vidas.

Esto demuestra que sus especialistas juegan un papel clave en el ámbito de la salud y, en consecuencia, en la sociedad y el mundo en general.

Además, en casos de extrema emergencia y cuando no existe ninguna otra alternativa, el ciudadano común puede llevar a cabo algunas de sus acciones más esenciales.

Pero, ¿cuáles son esas intervenciones de enfermería básica que pueden salvar vidas? ¡Sigue leyendo para que conozcas algunas de ellas!

1. Detener hemorragias

Probablemente, una de las cosas de que no sabías sobre la enfermería es que esta intervención básica puede ser clave para salvar la vida de una persona.

Y es que se puede la vida por el simple hecho de perder una parte considerable de sangre.

Para parar el sangrado, la enfermería básica implementa intervenciones como tapar heridas con gasa y textil.

Además, contrario a lo que algunas personas creen, al prestar servicios de primeros auxilios los expertos de enfermería no retiran de inmediato objetos que hayan penetrado en el cuerpo, ya que estos pueden estar tapando un vaso sanguíneo y, en consecuencia, evitando un sangrado intenso.

Antes de proceder a extraer cualquier elemento es necesario conocer, a ciencia cierta, en dónde penetró. Además, es importante trasladar al herido a una instalación clínica con todos los recursos e implementos requeridos para la atención de emergencias.

2. Ayudar a personas electrocutadas

De acuerdo a los principios de la enfermería básica, en estos casos lo primero es desconectar el interruptor general o la fuente de electricidad que esté afectando a la persona.

Luego, esta persona debe ser colocada en posición lateral con ayuda de un objeto aislante (madera o plástico), y también debe ser abrigada mientras se llama a un equipo de paramédicos o ambulancia.

Además, si la persona ha dejado de respirar, se puede practicar una clásica reanimación cardiopulmonar de respiración boca a boca y presión del esternón.

3. Desatragantar

Para ello se deben dar golpes en la espalda con fuerza y manteniendo un mismo ritmo.

Si no funciona, es necesario aplicar la maniobra de Heimlich, que consiste en ponerse detrás del afectado y rodearlo con los brazos, a la altura de la cintura, para luego empuñar una de las manos y, con ayuda de la otra, presionar encima del ombligo.

¡Perfecto! Ya sabes de qué forma la enfermería básica puede salvarla vida de las personas.

Si te apasionan los primeros auxilios y consideras tener el temple necesario para afrontar emergencias de salud, puedes optar por cursar la carrera de Enfermería

De esa manera realmente podrás desarrollar estas labores de forma especializada y, por supuesto, con un alto margen de efectividad.

¿Te pareció interesante este artículo acerca de la enfermería básica? Si te llama la atención este campo académico y profesional del mundo de la salud, no te pierdas el siguiente material de nuestro blog:

Carrera de Enfermería: la guía definitiva