¿Por qué estudiar una carrera?

El momento de terminar la preparatoria se acerca, y ello conlleva a pensar qué será de nuestra vida, nuestro futuro. Decidir qué haremos es la cuestión más importante, ya que lo que decidamos marcará nuestro camino.

Pero tomar esa decisión tiene dos vertientes: trabajar y ya no estudiar, o decidir hacer una carrera.  Regularmente, cuando no se quiere continuar con los estudios es porque el consejo de los amigos puede influir, y si ellos no quieren estudiar tratarán de convencernos para que hagamos lo mismo; o si comenzamos a trabajar en un empleo “temporal”, el dinero comienza a ganar y la ambición se apodera de la mente, ocasionando que se prefiera el dinero que la escuela, pensando que los estudios sólo serán una pérdida de tiempo, y lo mucho o poco que se gane nos ayudará a comprarnos lo que queramos.

En otras ocasiones, no se puede continuar con los estudios por falta de apoyo familiar, ya que pueden pensar que estudiar es una pérdida de tiempo. Pero ¿para qué estudiar una carrera, de qué va a servir?

  • Crecimiento personal

En la universidad adquirirás un bagaje cultural más amplio, porque tus conocimientos se abrirán más; y no porque lo adquieras en el aula, sino que las experiencias que acumules en la escuela te servirán para tu vida diaria. También, te proporcionará más valores que te ayudarán a crecer como persona, por ejemplo: responsabilidad, perseverancia, disciplina.

 

  • Ingreso económico

Estudiar una licenciatura no sólo te brindará conocimientos más amplios, sino que económicamente estarás mejor, ya que una persona que tiene un título universitario tiene más posibilidades de que en una empresa lo contraten con un sueldo bien remunerado, a alguien que tiene los estudios básicos. Además, un estudio que se realizó en 2015 por el Instituto Mexicano para la Competitividad mostró que alguien que estudió en la universidad gana un 77% más que quien terminó sólo la prepa.

 

  • Relaciones sociales

Como universitario no sólo enriqueces tus conocimientos sino también el entorno social, ya que puedes rodearte de gente que tiene las mismas metas, necesidades, y los mismos intereses, y por consiguiente alentarán a seguir creciendo profesionalmente.

 

  • Hacer lo que te apasiona

Los sueños siempre hay que cumplirlos, y si cuando eras pequeño soñabas con ser doctor, dentista, maestro, arquitecto, o cualquier otra profesión, no hay que desistir en aquello que queremos. Dicen que trabajar en lo que te gusta no es trabajo, y si laboras en lo que deseaste hacer, será muy gratificante para ti. Pero no olvides valorar tus habilidades y aptitudes, para que escojas la carrera adecuada para ti, y trabajes en lo que realmente deseas, en lo que te apasiona.

A pesar de que vivimos en una sociedad en donde la mano de obra se antepone a la educación, la decisión de querer desarrollarse en todos los aspectos, tanto económica, cultural, y profesionalmente es nuestra. Por esa razón, estudiar una carrera no es ninguna pérdida de tiempo, ni lo que suelen decir: no te servirá de nada. Al contrario, estudiar una licenciatura es ampliar nuestros horizontes, y como dice Paulo Freire: “La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”.

Así que no esperes a que el mundo cambie, tú esfuérzate y cambia el mundo. Recuerda que nada es imposible, ve hacia adelante y piensa. #ClaroQuePuedo[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]