Día de la Diabetes

Uno de los padecimientos cuyo aumento es alarmante a nivel global, es la diabetes. Actualmente el 5% de la población mundial la padece, aproximadamente 366 millones de personas y se estima que está en riesgo una proporción similar. Esta es una de las razones por las que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Diabetes (FID) a partir de 1991 instauraron la celebración de un día dedicado a hablar, informar, alertar y propiciar que la población tenga consciencia de lo que provoca ese mal. A tal grado ha llegado la importancia de concientizar a los habitantes del planeta, que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a partir de 2007 considera este día mundial como una de las celebraciones de salud oficiales del organismo, mismo año en que se instituye su emblema como un círculo azul sobre fondo blanco.

El día del festejo oficial, el 14 de noviembre de cada año, se debe a que se conmemora el día del nacimiento de Frederick Banting, quien junto con Charles Best desarrollaron la idea que llevó al descubrimiento de la insulina en 1922. La diabetes es una enfermedad causada por la baja producción de insulina en el cuerpo, de ahí la importancia del trabajo de Banting y Best.

En la actualidad es cada vez más frecuente ver que los organismos y dependencias encargados de la salud en el mundo instauran fuertes campañas de prevención, información y tratamiento de esta enfermedad. La causa lo vale, ya que según los registros se indica que de cada dos personas que padecen diabetes sólo una lo sabe, por lo que las cifras son alarmantes y es necesario reforzar con información para que la población se entere y atienda, pero principalmente, para prevenir esta enfermedad. Para quienes se encargan de estas campañas, existen tres elementos importantes a considerar: conocer riesgos y signos de alerta de la enfermedad; saber a quién consultar y cómo actuar, así como aprender a controlarla cuando ya se padece.

Dentro de los elementos fundamentales para prevenir la diabetes se encuentran:

-Ingesta reducida o moderada de productos que contienen altos índices de azúcar, mucho más los que la contienen de forma procesada, no en su condición natural.
-Realizar ejercicio varias veces a la semana para mantener una salud integral.
-Mantener un peso saludable.

Por lo tanto, ser consciente del impacto de la enfermedad, en qué consiste, qué puede provocar y cómo controlarla en caso de padecerla, además de mantener un estado de salud óptimo, son condiciones muy importantes para proteger de este mal a nuestra familia y sociedad.

Referencia de la imagen:
https://goo.gl/7kaDPg

Día de la Diabetes

Varios |