Cómo reducir riesgos petroleros

Los problemas de salud derivados de los desastres petroleros, que además matan especies y ecosistemas enteros, ahora podrán reducirse ya que científicos han desarrollado un material capaz de un margen de absorción enorme de los residuos del petróleo de los accidentes industriales.

Es cierto que frente una pandemia global y el mundo muy detenido y con una reducción en la demanda de energéticos por la escasa inmovilidad, a pesar de ello, falta relativamente poco para que el mundo vuelva en acción, no parece que el mundo siga detenido para siempre, eso implica que el petróleo volverá a requerirse próximamente.

Un material llamado grafeno blanco fue probado por Weiwei Lei, del Institute for Frontier Materials de la Universidad australiana de Deakin, y su equipo, quienes probaron las nanohojas del grafeno blanco y confirmaron la rapidez con la que este material absorbe residuos minerales y químicos, además de la capacidad de absorbencia de 33 veces su peso. Un detalle importante es que este compuesto puede permanecer en la superficie del mar y absorber muy rápido los residuos de los desastres petroleros, por ejemplo.

Con el desarrollo de este material, las grandes catástrofes naturales que se han presentado en el mundo de forma cada vez más constante, podrán tener repercusiones menores en el impacto ambiental y la vida de los ecosistemas que afecta, que se verán beneficiados por  estas mejoras en las condiciones del medio ambiente. 

El nitruro de boro, compuesto del llamado grafeno blanco, tiene propiedades anticontaminantes, es muy ligero y se mantiene con facilidad en la superficie del agua además de poder ser reutilizado, ya que al absorber el material residual, puede ser limpiado fácilmente y usado hasta en cinco ocasiones.

Sin duda, este material puede ser la solución esperada a los desastres industriales que ha enfrentado el mundo en los últimos años a causa de los derrames petroleros.

Aunque sería más útil que después de esta fase de inmovilidad global los seres humanos repensáramos si es tan necesario movernos de la forma en la que lo hacíamos antes de enero de 2020. Quizá es tiempo de pensar en estrategias más saludables para el planeta, la decisión está en nosotros.

Referencia:

Revista Nature.

Referencia de imagen:

https://bit.ly/2zAZX9r

Cómo reducir riesgos petroleros

Varios |